viernes, 22 de enero de 2016

Un perro - Alejandro Palomas

Título: Un perro
Autor: Alejandro Palomas
Editorial: Destino
Encuadernación: Rústica con solapas
Páginas: 336
Precio: 18,90 euros
Alejandro Palomas (Barcelona, 1967) es licenciado en Filología Inglesa y tiene un máster en poética por el New College de California. Ha compaginado sus incursiones en el mundo del periodismo con la traducción de importantes autores. Entre otras, ha publicado las novelas El tiempo del corazón (Siruela, por la que fue nombrado nuevo talento Fnac), El secreto de los Hoffman(finalista del Premio de Novela Ciudad de Torrevieja 2008 y adaptada al teatro en 2009), El alma del mundo (finalista del Premio Primavera 2011), El tiempo que nos une, que recuperará próximamente Booket, y Una madre, con la que inició la serie de personajes que ahora retoma en Un perro. Su obra ha sido traducida a diez lenguas.
«R estaba sentado en la alfombra, junto a la cama, exactamente como le había visto la noche de la tormenta que un año antes nos había cambiado la vida a los dos. Me miraba fijamente y jadeaba, inmóvil, como cuando en verano se tumba al sol en la terraza, envuelto en calor.» 

Sentados en una cafetería una tarde de principios de verano, Fer y su madre, Amalia, esperan una llamada que no llega. Durante las horas siguientes, Fer hará lo imposible por ocultar lo que se esconde tras esa temida llamada que puede hacer añicos la calma que se ha instalado en la familia desde que, siendo apenas un cachorro, R llegó a su vida. Pero quizá esa calma sea más precaria de lo que parece. Cuando el teléfono por fin suena, la noche traerá consigo una inesperada compañía, y con ella llegarán un torrente de confesiones, verdades que quizá no lo eran tanto y las cinco letras de un nombre que, tirando del álbum familiar, Fer deberá atreverse a invocar para que la vida vuelva a mostrarle, a él y a los suyos, su mejor versión.
Un perro no es solo el retrato del fascinante vínculo entre un hombre y su perro, sino también un remolino de emociones en el que confluyen una mirada tierna y cruda al universo familiar y un homenaje al amor en todas sus manifestaciones.

Sin duda era algo que la mayoría de blogguers esperábamos tras haber leído Una madre y Un hijo para este 2016. La gran llegada de Un perro que además llegaba con personajes que envuelven la historia fantástica de Una madre. No es que sea una continuación de éste pero yo creo que si lo lees antes de leer Un perro se hace incluso más entrañable de lo que llega a ser porque, como a mí y seguro que a muchos de vosotros, teníais muchas ganas de volver a reencontraros con Amalia y personalmente, con Sílvia. 

No sé muy bien por donde empezar porque creo que es un libro del que no se puede decir más de lo que se dice en la sinopsis donde encontramos a Fer en una cafetería esperando una llamada que le mantiene en alerta y además bastante asustado cuando aparece su madre, Amalia, a la que no quiere contarle lo que ocurre porque eso le puede dañar. Hasta que finalmente esa llamada se realice pero anteriormente el capullo se ha hecho flor, se abre la caja de Pandora y los secretos de esta entrañable historia salen a la luz. Alejandro nos mantiene en vilo durante toda la historia (aunque podemos predecir qué es lo que va a ocurrir, pero siempre acabas dudando porque el autor es capaz de hacer de nosotros lo que quiera).

Supongo que ya por el título habréis deducido que aparece un perro en la lectura y así es. Pero el autor tiene la capacidad de hacer que la mascota del personaje principal, Fer, se convierta en nuestra mascota por lo que nos cuenta y por cómo nos lo cuenta. Veremos cómo conoció a su mascota y por todo lo que pasó. 

Creo que no es necesario contar algo más sino contaros todo lo que a la mente me ha venido a medida que avanzaba con la lectura. Alejandro tiene esa capacidad de meternos en la historia de una manera muy directa tocando así las emociones, yo diría que es un genio con las emociones. El lenguaje, la prosa y en definitiva, su narración, es simplemente genial. 

Como ya he dicho anteriormente, si habéis leído antes Una madre, creo que la historia se hace muchísimo más tangible, recordando el por qué de la personalidad de cada uno de los personajes, porque es una historia donde destacan las personalidades de cada uno de ellos y con los que llegas a empatizar desde el primer momento. No es obligatorio haber leído antes Una madre, pero sí creo que es un aliciente que mejora aún más (si es que puede ser posible) la lectura. Quizá es que me gustó tantísimo Una madre que lo veo hasta necesario para esta lectura. Es por ello que yo esperaba reencontrarme con Amalia y con esas salidas que tantas sonrisas nos es capaz de sacar y también porque me gustó muchísimo Sílvia al cual considero que es un personaje "granada" porque tiene la capacidad de aguantar para luego explotar de una manera que te llega a lo más hondo. 

Algo que me ha hecho recordar bastante a Una madre es la narración circular en cuanto a los personajes. Una madre empezaba con Fer y Amalia y acaba así, con Fer y Amalia. En este caso Alejandro ha decidido apostar por lo mismo y además también decide retomar su apuesta por un solo escenario (aunque diferente en cada una de las historias) pero sólo ocurre en un escenario en el que se harán viajes al pasado, un pasado que nos hablará de las personalidades, sobre el trabajo que ha realizado el autor con cada uno de los personajes perfilando cada uno de ellos. 

Qué más puedo contaros de esta historia y en definitiva, de las historias de Alejandro que destacan por su sensibilidad, por esos personajes que nos hacen meternos en cada uno de ellos y que a su vez se meten dentro de nosotros para quedarse, porque cada uno tiene lo suyo y eso es lo que los hace especiales. Dentro de esta historia donde se destaca la dureza de cada uno de ellos, es capaz de endulzar esos momentos con una buena taza de chocolate y con las ocurrencias de Amalia. Sin duda, es un libro que os recomiendo a todos. 

Agradecer a la editorial por el ejemplar





13 comentarios:

  1. Sé que a todos os encanta este autor y yo aún sigo con Un hijo pendiente... no me matèis t.t
    <3

    ResponderEliminar
  2. Aun no he leído nada de este autor y creo que estoy tardando. Besos

    ResponderEliminar
  3. Lo estoy leyendo y me está pareciendo una maravilla
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Pues ahí lo tengo anotado con letras mayúsculas y vosotros poniéndome los dientes cada vez más largos.

    Besos

    ResponderEliminar
  5. Aun tengo pendiente leer "Un hijo" pero este también va a mi lista de pendientes!
    Un beso

    ResponderEliminar
  6. Yo no he leído "Una madre" y aunque no sea necesario, sí que me gustaría leerlo antes que este. Pero tampoco tengo una prisa especial. El año pasado leí "Un hijo" y me gustó sin más, no me pareció tan impactante como a otros lectores, y no sé si disfrutaría de estas dos.
    Besos.

    ResponderEliminar
  7. No he leído nada de este autor, pero no sabría decir por qué pero no termina de convencerme...

    ResponderEliminar
  8. Muero de envidiaaaaa tengo que hacerme con el pero ya!! No exagero cuando digo que es la quinta reseña positiva que leo de el esta mañana!!

    ResponderEliminar
  9. Ainssss Jose sabes que me ha gustado muchísimo!!! Me alegra que a ti también. Muack!!!

    ResponderEliminar
  10. Alejandro es único¡¡¡ Estoy deseando hacerme con él¡¡ Un abrazo

    ResponderEliminar
  11. Le tengo muchas ganas pero antes quiero leer Una madre.

    Saludos

    ResponderEliminar
  12. ¡Hola!
    Yo lo leí sin haber leído una madre y un hijo, pero ahora está más que claro que voy a seguir leyendo libros del autor.
    Es cierto la peculiaridad que tiene para meternos de lleno en la historia como un personaje más.

    ResponderEliminar
  13. Totalmente de acuerdo...suerte que enseguida leeré una madre....
    Preciosa de verdad te ha quedado la reseña!!

    ResponderEliminar