lunes, 30 de marzo de 2015

La pócima mágica - Elisa Vázquez/Joao Valente

Empezamos la semana con una nueva reseña y hoy os traigo la reseña de un libro que lo he disfrutado como un niño y que ha tratado muchos temas en un libro que además tiene una segunda y tercera parte (ansioso estoy por leer la segunda parte que la tengo preparada en la estantería). No demoro más la espera y os presento un libro enviado por mi queridísima editorial Nube Ocho con la colección de Lucy & Pepón. Desde aquí agradecer a la editorial por el ejemplar. 






Título: La pócima mágica
Autor: Elisa Vázquez
Ilustrador: Joao Valente
Nº de páginas:  211 págs.
Encuadernación: Rústica con solapas
Editorial: Nube Ocho
Colección: Lucy & Pepón
Lengua: Español
Precio: 10,90 euros






Elisa Vázquez es pedagoga y ha trabajado en el ámbitos socio-lingüístico y en las aulas de acogida para alumnos de otros países. En Educación Infantil ha trabajado más de quince años. 
Ha escrito poesía infantil y artículos especializados. Destacan sus novelas Doña Chancleta y el cohete-lavadora y La Amapola y la Luna.




Joao Valente Murtosa, Portugal, 1979. Es arquitecto, músico e ilustrador.
Adora el mar y hacer surf, esto último le gusta casi casi tanto como dibujar. Un amor que le ha llevado a elegir la ilustración como su profesión preferida. Ha ilustrado guías de viaje y con la escritora Juana Cortés Amunárriz Benita y el hada Mandarina.




Todos los niños se meten con Lucy y Pepón porque ella es muy bajita y él muy alto. 
Un día, Melinda, una misteriosa profesora suplente, les propone algo que cambiará sus vidas: viajar durante una noche a otro mundo en el que conseguirán una pócima que les dará su altura deseada. 
¿Lograrán los niños su objetivo? ¿Quiénes son todos esos seres que habitan el País de Siempre Más Lejos? 
Magos, brujas, hechiceros, dragones… y muchos más que conoceréis en las aventuras de Lucy & Pepón.



Lucy y Pepón están en el colegio y todo el mundo se mete con ellos porque ella es muy bajita y él es muy alto, asemejan ser el punto y la i, pero Melinda la maestra que va a sustituir a D. Ángel que se ha puesto enfermo, les llevará a otro mundo desconocido. Ella sabe que los niños quieren ser "normales" es decir, uno no ser tan alto y la otra no ser tan bajita, quieren conseguir que todos los demás dejen de meterse con ellos. 

Melinda les citará a media noche en el gimnasio del colegio donde aparecerá una puerta que les llevará a un lugar donde lo pueden conseguir. Deberán adentrarse en ese nuevo mundo, Montecorona,  y buscar el antídoto que Damelín les puede hacer y que les haga su sueño realidad teniendo siempre en cuenta que el tiempo en ese mundo funciona muy diferente al nuestro, puede ir muy rápido o muy lento y deberán estar antes de las 9 de la mañana en la puerta porque si no, desaparecerá y no podrán regresar. 

El problema que empezarán a tener Lucy y Pepón se agrandará cuando al tomar su primera pócima el vello ocupe todo su cuerpo y Damelín no tenga el antídoto que les vuelva a la realidad. A medida que vayamos avanzando con la historia, veremos que Lucy y Pepón no mejorarán lo ocurrido sino que los problemas se irán agrandando e irán conociendo gente que recordarán para siempre como los habitantes del Reino de los Orbes, los Contadores de Historias, etc. 

Intentando resolver su problema, podremos darnos cuenta que Lucy y Pepón que al ser ella tan pequeña, resolverá algún problema y él al ser tan alto hará lo mismo. Pero, esto irá más allá. Recomendaciones como comer verduras y pescado serán un mensaje para los más pequeños. 

Hay algo que se intenta destacar de este libro y es lo que realmente ha querido reflejar la autora en su libro, qué es "ser normal" y por qué todo el mundo quiere serlo. Todos queremos lo que no tenemos y somos diferentes y lo primero que tenemos que hacer es aceptarnos a nosotros mismos porque ¿quién dice lo que es normal? La autora busca demostrar a los más pequeños la importancia que existe en una sociedad diversa adornada con una historia muy divertida. 

En este libro podremos encontrar las ilustraciones que Joao Valente ha creado y la verdad es que a medida que vayamos leyendo podremos, al ver la ilustración, imaginarnos aquello que está ocurriendo en cada momento. Quizás, si le tuviese que haber puesto una pega a las ilustraciones es la falta de color, son ilustraciones en blanco y negro y tal vez un poco de color no habría venido mal. 

Algo que me ha encantado es que al acabar el libro he podido encontrar en forma de anexo alguna pócima para la belleza, receta de crujientes de pescado al modo de la cocinera Justina entre otras cosas que me han sacado una sonrisa. 

Sin duda, un libro que he disfrutado muchísimo y que nos demuestra que en la diversidad está la belleza de todo porque, ¿qué es ser normal? 

8 comentarios:

  1. jajaj te he imaginado intentando hacer las pócimas del final del libro jajaja, si es que lo normal no existe y está bien que eso se les enseñe a los niños, lo que para unos es normal para otros es extraño
    un besito

    ResponderEliminar
  2. Hola!! Me ha gustado mucho este libro! Me lo leí en navidad creo que fue y lo disfruté mucho, además te deja un buen mensaje :)

    En cuanto mi cuñado tenga la edad para poder leerlo voy a hacer como sea que deje la play jajaja Sin complejos por la vida!!!! :):)

    Un besito!

    ResponderEliminar
  3. Hola! No tiene mala pinta pero no me termina de llamar para leerlo. Gracias por la reseña!
    Bsos ^^

    ResponderEliminar
  4. Por la manera en que has hablado del libro has conseguido hacer que me llame la atención, tal vez me animo a intentar hacerme con el^^

    Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Es un libro estupendo para los más pequeños y veo que está muy bien enfocado. Gracias por la reseña!!

    ResponderEliminar
  6. Este de "Nube Ocho" no lo tengo, y me ha encantado lo que cuentas de él, me has dejado intrigada, así que lo voy a buscar.

    bsos!

    ResponderEliminar
  7. No conocía el libro! Lo que me faltaba... Con mi pila seguir apuntándomelos así de tres en tres porque si me llevo uno implica que me llevaré el resto jajaja! Un beso!

    ResponderEliminar