lunes, 11 de enero de 2016

Cuando yo tenía cinco años, me maté - Howard Buten

Autor: Howard Buten
Editorial: Blackie Books
Encuadernación: Cartoné
Páginas: 190
Precio: 16,90 euros
Howard Buten (Detroit, Michigan, 1950) es psicólogo,clown y escritor, un tres en uno aparentemente desconectado, pero con más puntos en común de lo que pueda parecer. Una vez alguien le dijo que en cada una de estas tres facetas se dedicaba a consolar a la gente, y esta afirmación ya le va bien, pero también afirma que todo es una cuestión de técnica, y estamos de acuerdo.

Hijo de una actriz de music-hall, se pasó la infancia cantando, haciendo teatro y números de ventrílocuo, tocando instrumentos y experimentando con sus muñecos y con ranas porque también quería ser un «hombre de ciencias del futuro». De hecho, dice que fijó su personalidad con cinco años y que solo se reconoce en las fotografías de aquella época. Aunque como psicólogo se dedica a tratar a chicos con autismo en una clínica que fundó en un suburbio de París en 1997, que en sus espectáculos como Buffo —el nombre del clown que interpreta— buena parte de su público es menor de edad y que sus novelas están protagonizadas por niños, opina que las criaturas de hoy en día son mortalmente aburridas.

No lo es el protagonista de Cuando yo tenía cinco años, me maté, una novela que publicó en 1981 con el título de Burt y que aunque en un principio en Estados Unidos no tuvo mucho éxito, en Francia ha vendido millones de ejemplares y ha sido traducida a dieciséis lenguas. Fue su primera novela, un experimento que emprendió con la única voluntad de demostrarse que era capaz de llenar una novela utilizando la voz de un niño; vosotros veréis si lo consiguió, nosotros pensamos que sí.

Instalado en Francia desde hace años, en este país ha publicado, entre otras, las novelas Le coeur sous le rouleau compresseur (1984), continuación de Cuando yo tenía cinco años, me maté, y Quand est-ce qu’on arrive? (2000) y los libros de divulgación Ces enfants qui ne viennent pas d’une autre planète (1995) y Il y a quelqu’un là dedans, des autismes (2003).

En 1991 fue nombrado Caballero de la Orden de las Artes y las Letras.
Burt sólo tiene ocho años, pero su pequeño corazón ya ha conocido grandes sentimientos. Demasiado grandes. Demasiado fuertes. Ahora vive recluido en un Centro de Internamiento Infantil por lo que le hizo a Jessica. Solo, contra la estupidez de los adultos que convierten sus sueños en síntomas clínicos y su amor en un delito. Solo, en una fortaleza de silencio. ¿Quién lo sacará de allí? Pura emoción, en una prosa maravillosamente conseguida.

Un libro al que le tenía muchas ganas desde hace tiempo en el que nos adentramos de pleno en el Centro de Internamiento Infantil donde ahora está Burt, un niño que ha hecho algo muy grave que le hizo a Jessica, algo que nos mantiene en vilo durante toda la historia. 

A medida que vayamos adelantando con la historia, iremos conociendo más a nuestro particular personaje que con una narración en primera persona, haciéndola así una lectura increíble, nos metemos directamente en la psicología del personaje. Viviendo su pasado, conociendo a sus padres, su hermano mayor, sus amigos y sus profesores. 

Hay algo en el pasado que le marcó, cuando tenía 5 años se mató (no físicamente, claro está) y eso es por lo que Burt está internado. No llegaremos a saber la razón hasta que lleguemos al final, pero hay algo que quiero destacar. Cuando nos adentramos en la historia y vemos la narración, el niño nos cuenta de primera mano todo lo que le ocurre haciendo así que nos imaginemos a un niño contándonos su historia y haciendo que llegue a ser totalmente real, el porqué de su internamiento lo dejamos de lado, pasa a ser un factor secundario (sin dejar de merecer la pena). 

Es un libro que va directamente a la psicología del personaje principal, en este caso Burt. Veremos que es un niño muy especial, algo que lo hace totalmente diferente al resto de niños haciendo así que nos encariñemos con el personaje. También podremos ver cómo el doctor que le está tratando se empieza a ver fracasado porque no llega a entenderlo hasta que llega otro profesional que será el único que comprenda algo sobre Burt. Estamos en una historia donde la incomprensión psicológica es la base de la historia de nuestro personaje. 

Como ya os he comentado, la narración del autor es impecable, directa y además con ese aspecto de inocencia que tienen los niños que llegamos a imaginar al niño contándonos su historia y es eso lo que hace que esta historia sea tan real, tan tangible y nos llegue tanto haciendo así comprensible el comportamiento del por qué ha hecho eso. 

Es una lectura muy ágil y amena, es más, deseé que no se acabara el libro porque es muy cortito (no llega a las 200 páginas) y me gustó muchísimo. El autor consigue meternos en la piel de un niño o al menos verlo a la cara y escuchar su historia.


Agradecer a la editorial por el ejemplar



10 comentarios:

  1. No lo conocía pero me ha parecido muy curioso lo que cuentas de él, tal vez le de una oportunidad.
    Un beso

    ResponderEliminar
  2. Hola!
    Me ha llamado muchísimo la atención este libro, se va directo a mi lista de futuras lecturas.
    Un beso ^-^

    ResponderEliminar
  3. No tiene mala pinta. Quizás más adelante le de una oportunidad

    ResponderEliminar
  4. No lo conocía y me parece una lectura muy interesante, así que me lo llevo anotado. Gracias por tu descubrimiento!

    Besos

    ResponderEliminar
  5. Solo por el título ya me ha llamado la atención, parece interesante. Me lo apunto!
    Gracias por la reseña.

    Un beso

    ResponderEliminar
  6. No lo conocía, así que gracias por la reseña ^^

    Un abrazooooo :P

    ResponderEliminar
  7. No me llama la atencion, asi que lo dejo pasar.

    Saludos

    ResponderEliminar
  8. ¡Hola! Ya stoy por aquí y bienvenido al mío.

    Madre mía, me dejas en ascuas con tu reseña. Estoy mitad leerlo porque debe ser bueno y mitad que no puedo ya que trata de un niño y eso me toca el corazón y si sufre....Eso puede conmigo.
    Lo pensaré, pero gracias por darlo a conocer.

    Nos leemos. Un saludo ^^

    ResponderEliminar
  9. ¡Hola! Es un libro que había olvidado completamente, en el momento que lo vi quise leerlo, pero como ya no lo volví a ver se me olvido. Esta vez me lo anoto :D Muchas gracias por la reseña, tengo ganas de saber más de Burt.
    Besos.

    ResponderEliminar
  10. Ay este seguro que me gusta! te odio!
    bonita la reseña
    Un beso!

    ResponderEliminar