sábado, 27 de septiembre de 2014

El hombre sin rostro - Luis Manuel Ruiz

Hola buenos días!! 

Siento tener tan abandonado el blog pero es que no paro, entre las horas de trabajo y los ratos libres que tengo para explorar todo lo que me rodea por Londres no tengo casi tiempo para pasarme por aquí aunque sí siempre encuentro un rato para leer. Hace poco os traje la entrada de Sobrevivir de rodillas de Atenea de Molina y hoy os traigo un libro de una nueva editorial que colabora conmigo y por lo tanto estoy más que contento. 

Primero que todo dar las gracias a la editorial Salto de Página por el ejemplar y ya sí empezamos con la reseña del libro El hombre sin rostro



Título: El hombre sin rostro 
Nº de páginas: 220 págs.
Encuadernación: Rústica
Editoral: SALTO DE PÁGINA
Lengua: CASTELLANO
Precio: 16'90




Sevilla, 1973, alterna la docencia con la colaboración en diversos medios de comunicación. Entre otras, ha publicado las novelas El criterio de las moscas (1998), Sólo una cosa no hay (Premio Internacional de la Feria de Francfort 2001), La habitación de cristal (2004) y Tormenta sobre Alejandría (2009). También es autor del libro de cuentos Sesión continua (Premio Cortes de Cádiz 2010) y forma parte de numerosas antologías de género breve. Sus obras han sido traducidas a cinco idiomas.





Un delicioso cóctel entre Sherlock Holmes, la CF de H. G. Wells y Mortadelo y Filemón.

El Madrid de 1908 se ve sacudido por una ola de muertes inexplicables. Un profesor de biología es aplastado por el esqueleto de un dinosaurio. Un alto funcionario del gobierno se desangra en una sala de fiesta. Un desconocido interrumpe la vía del tren con un papel escrito a mano en la pechera. Lo único que todos estos cadáveres tienen en común es un hombre: Salomón Fo, el científico más brillante del reino, amante de los pasteles con mucho azúcar, y dotado de un cociente intelectual extraordinario. El profesor Fo se verá abocado a tratar de resolver esta serie sangrienta: y al hacerlo, se internará en una tupida red de mentiras, espionaje, secretos de Estado y experimentos aberrantes que jamás deberían ver la luz pública. Comienzan las andanzas del profesor Fo: misterio, aventuras y ciencias puras.

«Un escritor magnífico. No estamos hablando de una novela o un autor de moda, sino de que Luis Manuel Ruiz tiene calidad y memoria literarias. Su obra es densa y tiene trama, presentación, nudo y desenlace.»

Arturo Pérez-Reverte

«Que Luis Manuel Ruiz tiene imaginación es evidente, y que puede seguir dando excelentes muestras de este tipo de literatura de entretenimiento es algo de lo que no tiene duda este lector.»

Javier Goñi, Babelia


Elías Arce es el nuevo reportero de El Planeta y está intentando demostrar que ese puesto lo tiene más que merecido. Por ello, tratará de encontrar la mejor noticia con tal de impresionar a sus superiores y es por ello que cuando la aparición de un profesor de biología aplastado por el esqueleto de un dinosaurio hará que su mente empiece a cavilar, hay algo que se esconde tras este suceso. 

El protagonista de esta historia se pondrá a buscar pistas sobre el caso llegando a averiguar que anteriormente a esta muerte, han habido más y que todas tienen un punto en común, todos eran miembros de una antigua asociación que realizaba experimentos para ayudar al Estado en contra de otros países. Pero, ¿por qué están matando a todos los componentes de esta antigua asociación? 

Elías se pondrá en contacto con algunos de los componentes restantes que todavía siguen con vida alertando a estos del peligro que corren. Conocerá al profesor Fo, ex-miembro de esta asociación y conocerá también a la hija de éste que tanto encandilará a Elías. Juntos se pondrán a buscar al asesino y pronto descubrirán que aquello con lo que experimentaban, se estaba utilizando para realizar aquellos asesinatos. Mediante una dosis del experimento, el sujeto adoptaba el físico de la persona que estaba a su lado, por tanto, el asesino había hecho algo realmente brutal, los que habían sido asesinados se habían visto reflejados en su propia imagen que les llevaba hasta la muerte. 

Todos ellos se pondrán en busca del asesino hasta que mediante estrategias intentan acorralar al asesino, pero las dudas empiezan cuando hay dos personas iguales en la misma sala. ¿Quién será el asesino?, ¿quién se esconde tras esa máscara? 
"-¿Por qué lo sé?- repitió Irene-. Porque ésa es su cara de verdad. Morir es el único acto de sinceridad de todos los seres humanos: nadie lleva máscara. 
Con un final un tanto peculiar porque Elías no llega a publicar el artículo que tanto le llevará de cabeza a cambio de un chantaje. Este final me ha dejado un poco trastocado, no me esperaba que pasara esto, esperaba un final más dramático, la llegada del éxito de Elías. 

He de decir que el libro está muy bien escrito aunque tal vez me ha llegado incluso a costar por algunos tecnicismos y porque muchas veces empieza un capítulo y estaba un poco desubicado por no saber dónde se encontraba el hilo de la historia. Uso de unos matices y metáforas que realizan un tacto del lenguaje mucho más bello. 
"Los ojos hirieron profundamente al desdichado Elías Arce. Le provocaron quemaduras de primer grado en el corazón y esos lóbulos del cerebro habituados a remover recuerdos y esperanzas. Porque le bastaba con detenerse por un instante, cesar en cualquiera de sus ocupaciones para sentarse en el tranvía, empuñar el tenedor, armarse de papel y lápiz con el fin de tejer el crucigrama del día (...)."

Algo que destaco que me ha gustado es cuando Elías, que en su anterior puesto de trabajo para este periódico se dedicaba a realizar los crucigramas, realiza algunas definiciones con su palabra correspondiente además muy bien hiladas a la historia. Un punto muy peculiar y acertado. 

"Las mismas definiciones se repetían con una frecuencia preocupante, tediosa: inclinación o preferencia muy vivas de alguien a otra persona (seis letras); sentimiento hacia otra persona que naturalmente nos atrae y que, procurando reciprocidad en el deseo de unión, nos completa, alegra y da energía para convivir, comunicarnos y crear (cuatro letras); acción de amar o querer bien (nueve letras); inclinación de amor o buen afecto que se siente hacia alguien o algo (seis letras); amor, adoración y fervor religiosos (ocho letras): pasión, amor, querencia, cariño, devoción. 

Un libro diferente, que me ha sorprendido por la forma en la que está escrita y quizás a mi parecer, le falta un poco más de intriga al final, más fuerza para sorprender al lector.

6 comentarios:

  1. No lo conocía, parece una historia diferente aunque creo que a mí también me costaría la lectura en algunos puntos
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Hola ;)
    Lo he leído hace nada y me gustó bastante :3
    Me ha parecido muy original.

    ResponderEliminar
  3. Me lo apunto ya mismo !!^^
    Gracias , me alegro de que lo disfrutaras <3

    ResponderEliminar
  4. Veo que has disfrutado con la lectura, a pesar de esos pequeños peros. La tendré en cuenta para futuras lecturas.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  5. Me llama mucho el libro aunque si le falta intriga al final mm fallo pero bueno creo q aún así lo leeré
    Besitooos (soy Cris)

    ResponderEliminar
  6. jajaj ahora mismo pienso por qué te escribí desde un comentario anónimo? jajaja

    ResponderEliminar