miércoles, 7 de octubre de 2015

Andar...

Con la miel entre los labios. 

Pasaba por allí, justo donde la calle se bifurcaba. Izquierda o derecha, sólo una elección. Seguí caminando y tomé aquella decisión, parecía que la izquierda me llamaba más y por ello me adentré en aquella calle. No sabía muy bien por qué aquella calle me hirió al dar el primer paso, justo cuando doblé la esquina cuando el aire me despeinó y dejó al descubierto aquel miedo que sentía. 

Con la miel entre los labios. Así me dejó aquella noche.

Saboreé la miel al comienzo de la calle. El aire me transportó a aquella noche y cerré los ojos para sentir el fuego en mi interior. Seguramente la gente me miraría con cara extraña aunque yo sabía que mi dirección era la correcta y lo que sentía...

Con la miel entre los labios. Así me dejó aquella noche. Sin aliento. 

Él se acercó y dejó que mi vello se erizara. Mi aliento se entrecortó. Me acarició el hombro descubierto, aquel vestido rojo con tirantes me había dejado sola, sola en aquella calle que llevaba a mi cuello. Sus dedos siguieron recorriendo mi hombro hasta que localizó el tirante y sin más, lo puso en su lugar. 

Con la miel entre los labios. Así me dejó aquella noche. Sin aliento. La miel se volvió amarga. 

La calle parecía no acabar nunca y el dulce sabor a miel que recorría mi boca se paralizó. Tuve que realizar una parada y escupir. Terrible amargura recorría por mis encías por haber recordado aquel momento. Estúpido momento. ¿Dónde estaba el final? Yo por el momento seguí andando. 




José Ángel Moya

9 comentarios:

  1. Hola, gracias por pasarte por mi blog, yo también me quedo por aquí.
    Un beso y nos leemos!

    ResponderEliminar
  2. Hola!
    Muchas gracias por pasarte por mi blog y comentar, no conocía el tuyo pero ya te sigo.
    Por cierto, la entrada me ha gustado mucho, sobre todo el final.
    Un beso ^-^

    ResponderEliminar
  3. Bonito, bonito... Con la miel en los labios me dejas...
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  4. Palabras tan deliciosas como la miel...

    Me gusta tu blog, me quedo!

    ResponderEliminar
  5. Oléee pero qué arte tienes, me ha gustado mucho en serio!!Tendrías que hacerlo más a menudo.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  6. Muy bonito :D Con la miel entre los labios. Así me dejó aquella noche...
    Besos :*

    ResponderEliminar