lunes, 26 de enero de 2015

Caminante

1:30 p.m. desde la pequeña población de Esher, Londres. Suena de fondo Camins de Sopa de Cabra en la playlist aleatoria del Spotify. Me preparo el té bien caliente haciendo como que formo parte de la sociedad inglesa acomodándome a sus hábitos y costumbres. Mis manos sobre el teclado. Preparados, listos... camino.

Desde hace unas semanas la mente viaja por delante de la razón, intentando encontrar el camino por el que continuar. La vida siempre nos pone a prueba, nos pone en el apuro de decidir, de empezar a madurar y saber escoger, o más bien podría llamarlo arriesgarse. Escuchar el que no arriesga no gana se me hace cansado pero hay algo que se esconde detrás de ese dicho. Está claro que hay que arriesgar para saber qué es lo que va a suceder pero, ¿estamos realmente preparados para una derrota? ¿para la caída libre? ¿estamos preparados para ver que aquello por lo que arriesgamos ha salido mal? 

Hace tan solo unas semanas leí un magnífico artículo llamado Mama también llora. Carta abierta a padres y educadores en el que se pone un poco en duda lo que se está realizando tanto en los centros educativos como en la sociedad en sí. Siempre estamos dispuestos a buscar el ganador, alguien que destaque por delante del resto sin darnos cuenta de todos los que se quedan por detrás. 

"La sociedad recibe con los brazos abiertos a los triunfadores, les prepara para los aplausos.Yo prefiero preparar a mis hijos para las dificultades; fortalecer su autoestima, su capacidad resolutiva, su positivismo, su espíritu de lucha. ¿Por qué valoramos tanto el éxito? Porque antes hemos pasado por un camino más o menos angosto de lucha ¿o no?"
Tan solo me he tenido que meter dentro de la canción que antes nombraba para darme cuenta que había una estrecha relación entre lo que leí en el artículo y lo que en mi cabeza ronda. La sociedad actual nos exige destacar por delante de los demás, nos exige un esfuerzo (algo en lo que estoy totalmente de acuerdo), pero ¿dónde dejamos la derrota? ¿dónde dejamos el aprender a levantarse, a seguir caminando, a no rendirse?

"Mai no es massa tard per tornar a començar,
per sortir a buscar el teu tresor" Camins, Sopa de Cabra
Ahora mismo me encuentro en uno de esos momentos en los que muy pronto voy a tener que decidir pero, ¿dónde encontrar la respuesta?; piensa qué es lo que realmente quieres, haz lo que quieras en cada momento, piensa qué es lo mejor para tu futuro son algunas de las contestaciones que me vienen dadas por personas cercanas a mí y creo que sigo pensando que no lo tengo claro. El miedo a arriesgar, a decidir una cosa y que todo dé la vuelta 180º, pensar que me puedo quedar sin nada de lo que pretendía por haber dejado otra oportunidad y así hasta mil explicaciones. 

"No es senzill saber cap on has de marxar,
pren la direccio del teu cor" Camins, Sopa de Cabra




Es muy fácil decir que podemos volver a empezar cuando no eres la persona que ha sido afectada, que no ha bajado desde un piso de 15 plantas a la planta -3 en tan solo un segundo. Esto es lo que me hace realmente plantearme cosas para mi futuro tanto personalmente como desde la perspectiva de maestro. 

4 comentarios:

  1. La verdad es que es complicado aconsejar a alguien que tiene que tomar decisiones cuando una no ha tomado demasiado importantes en su vida... O quizá si, porque un día decidí dejar todo atrás para independizarme a 400 km de casa, con mi chico, sin saber si las cosas saldrían mal o bien. Y salieron bien, aunque a veces se compliquen, aunque no tenga trabajo, aunque eché de menos a mi familia, al que fue mi hogar durante 27 años, a todo lo que tenía. Han pasado 5 años y puedo decir que mereció la pena... Al menos a ratos.
    Así que si, soy partidaria de arriesgarse, y la frase "el que no arriesga no gana" está siempre muy presente en mi vida.
    Un besote

    ResponderEliminar
  2. Entiendo que estés cansado de que todo el mundo te diga que el que no arriesga no gana,que en la vida hay que tomar decisiones difíciles, que escuches a tu corazón... (Y se que yo también te he dicho cosas por el estilo) pero al final lo importante es que decidas lo que decidas,aunque no sea convencido 100%, sigas adelante y no pienses lo que pudo ser

    ResponderEliminar