martes, 12 de mayo de 2015

La niña silencio - Cécile Rouminguière/Benjamin Lacombe

Aquí os dejo mi pequeña aportación en la revista Comentamos. Es una reseña de un libro que me encanta sobre todo por las ilustraciones bellísimas del gran Benjamin Lacombe. Además, he de decir que fue un regalo de mi ex-madrina Cris del blog TE DESEO UN LIBRO y desde aquí le doy las gracias (cómo sabes que me encantan las ilustraciones de Lacombe, ¿eh?) Bueno, aquí os la dejo, a ver qué os parece:





Título: La niña silencio
Autor: Cécile Rouminguière
Ilustrador: Benjamin Lacombe
Nº de páginas:  32 págs.
Encuadernación: Cartoné 
Editorial: Edelvives
Lengua: Español





Benjamín Lacombe es un ilustrador y autor francés nacido el 12 de julio de 1982 en París, donde actualmente vive y trabaja. Sus ilustraciones se destacan por un estilo caricaturesco que denotan elegancia, fragilidad y melancolía.


Cecile Roumiguière  nació en el corazón de Aveyron, vivió en Carcasona, ahora se trasladó a París después de una maestría en Literatura Moderna de Jean Vilar y la iluminación, se convirtió en ayudante de dirección y guionista , específicamente para los espectáculos históricos. El nacimiento de su hijo le presentó a la literatura infantil. Publicó su primer libro en 2004, "La Escuela del Desierto", que se selecciona para los precios Untouchables 17a. 



Vive en la guarida de los lobos. Cuando los colegiales vuelven riendo a sus casas, ella toma el camino de la noche. Se podría pensar que va a una casa como las demás, pero su andar es pesado, demasiado pesado para una niña de su edad...





Creo que la fascinación que siento por las ilustraciones de Benjamin Lacombe va mucho más allá. Sus ilustraciones están realizadas a medida, con detalles que marcan la diferencia y que llenan las páginas del libro de arte. Un arte lleno de sentimiento y pasión por aquello que se quiere representar. Lacombe tiene la capacidad de encontrar el balance emocional en sus ilustraciones llegando a dejar sin palabras con cada uno de sus trabajos.

No podía ser menos con La niña silencio, un libro que conozco desde que estudié en la Universidad en la que, una profesora apasionada por el ilustrador y que nos impartía la asignatura de Literatura Infantil y Juvenil, nos mostraba con mucho entusiasmo las novedades literarias dedicadas al público infantil. Pero hubo algo más, ella fue la que hizo que dentro de mí se iniciara una pasión por las ilustraciones y, en su efecto, por Benjamin Lacombe. 


Mediante La niña silencio, un mini álbum ilustrado de tan solo 24 páginas publicado por la editorial Edelvives, podremos encontrar una historia dura. Una historia que puede recorrer parte del mundo y que actualmente está teniendo mucho de qué hablar: el maltrato infantil.

Es sabido que en un álbum ilustrado existe una gran predominación de las ilustraciones, pero no hay que olvidar que el texto siempre acompaña de la mano a la ilustración. En este caso Cécile Rouminguière es la encargada de transmitir palabra por palabra aquello que la ilustración quiere mostrar, sin olvidar que es Elena del Amo la traductora del libro. El texto está llevado a cabo con muchísima delicadeza y más tratándose de un tema bastante complicado de tratar.

La niña silencio nos narra la historia de una niña vive en la guarida de los lobos y no quiere hablar. En el colegio están intentando hacer que hable pero ella se niega a hablar, las palabras rebotan en su cabeza pero nadie las puede llegar a escuchar. Los maestros están bastante asustados por lo que está ocurriendo pero hasta que ella no hable, no pueden hacer prácticamente nada. Los días en los que ocurre, y a los que ella denomina “días rojos” es cuando se porta mal o moja la ropa. La niña silencio está bastante preocupada porque no se quiere separar de los lobos e intenta protegerlos. Llega un día en el que ella decide hablar, siente que la puerta de los secretos se abre llegando a dejar un sentimiento de libertad.


Como podéis ver, es una historia durísima que desgraciadamente pasa día a día y que equipo docente intenta denunciar cuando ven algún caso. Este es un libro que puede ayudar a los docentes a tratar el tema del maltrato en las aulas. Sé que es un tema difícil y que, como todos, creemos que es un tema duro para los niños. Pero dejemos de  hablar de este tema como un tema tabú y acerquemos a los más pequeños todo tipo de temas, incluso los más duros. Puede pasar en cualquier aula y este libro les puede ayudar a hacer como la niña silencio: hablar. También es una magnífica oportunidad para trabajar la educación emocional y rastreando las páginas de este libro podremos ver y analizar cada uno de los sentimientos que la niña silencio muestra en cada ilustración.

Como ya he dicho, las ilustraciones están cargadas de emociones y sentimientos y detrás de cada palabra se esconde también un sentimiento que complementa a la imagen, un significado que va más allá de la simple palabra. 

Durante todo el libro existe un predominio del color rojo simbolizando los “días rojos” que la niña silencio sufre habitualmente y colores oscuros que nos muestran la dureza del tema. Este es uno de esos álbumes ilustrados que te remueve por dentro, que te hace ver aquello por lo que pasan los niños que están sufriendo ese maltrato y que además, en este libro, es tratado con gran sutileza y delicadeza.

En definitiva, un trabajo magnífico realizado mediante Cécile Roumiguière y Benjamin Lacombe que no deja indiferente a nadie.




“A de alondra, B mece al bebé, C como un cisne… La niña derrama sus palabras y saltan en la rayuela de su vida. En el cielo, la alondra sonríe.”

10 comentarios:

  1. Una verdadera preciosidad, particularmente desconocía a Lacombe, ayer cuando vi la portada me quedé impresionado por la mirada melancólica de la niña, por lo que transmitía. Hoy entiendo un poco más su mirada y descubro a un gran ilustrador. Gracias. Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Hola, aiiis ya me gusto cuando lo vi en la revista, no lo conocia pero pinta genial y ultimamente me llaman mogollon este tipo de libros **

    Besitos

    ResponderEliminar
  3. No lo conocía pero me gustaría tenerlo.
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Pues me dejas babeando... No conocía a este Lacombe ni mucho menos este título, pero como maestra, como mamá y como ser sensible, ¡me lo llevo!
    Besos.

    ResponderEliminar
  5. ¿Qué decir? Las ilustraciones y la portada son preciosas, seguro que me encantaría :)

    Un beso

    ResponderEliminar
  6. ¡Hola!
    Parece un libro precioso.
    Una potente reseña.
    ¡Nos leemos!

    ResponderEliminar
  7. ¡Hola!
    Buena entrada. Me gusta mucho tu blog ^^
    Ya te sigo, y te dejo mi blog para que te pases. Nos leemos ^^
    http://elrincondefantasiaypapel.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  8. ay como te conzco jajaa, he decidido que te voy a robar los libros que te regalo porque son muy bonitos, te los compro sin saber cómo son por dentro luego los veo y me enamoro jaja
    besitos

    ResponderEliminar
  9. Se ve buenísimo! Que suerte que te lo regalaron :) !

    ResponderEliminar