jueves, 26 de junio de 2014

Efecto mediador

Buenos días a todos. 

Hoy parece que me he levantado más contento de lo normal y es por una simple razón, veo resultados. Sí, veo resultados en cuanto a que la gente que me rodea empieza a preguntarme qué libros les recomiendo, no están decididos por ninguna lectura y quieren que alguien les aconseje, o que la gente que me rodea EMPIEZA A LEER.

Aún no puedo creer ver algunas cosas en casa: entrar al salón y ver a mi madre con un libro en la mano. Me parece algo irreal pero he de decir que me siento más mediador que nunca. Me gusta mucho esto de ser mediador, de aconsejar a la gente sobre qué libros están bien, de inculcar un poco a leer más en los hogares. Incluso mi primo de 6 años no para de preguntarme sobre el libro que le prometí dejar y que en cuanto lo traiga de Valencia se va directo a su casa para que lo mire y lo remire, puede que se quede fascinado por las increíbles ilustraciones de Benjamin Lacombe. 

¿He dicho ya que estoy orgullosísimo de que la gente se fíe de mis gustos literarios y me pida consejo? ¡Ahora mismo me gustaría tener una librería y todo! 

Os dejo por ahora y pronto, o eso espero, volveré con mis impresiones de Un millón de gotas, una novela que me tiene más que intrigado, pero he de decir que en algunos pasajes me está pareciendo algo difícil, son muchas historias que tienen un mismo fundamento, pero le tengo muchas ganas.

¿Vosotros qué leéis? 

Un abrazo y disfrutad del día 


1 comentario:

  1. a mi me encanta que desde que tengo el blog mi familia me pregunta aún más sobre libros y qué me parecen, y mira que saben que llevo leyendo desde que tengo uso de razón, pero parece que ahora se implican más en la lectura y es una gran satisfacción

    ResponderEliminar