lunes, 2 de junio de 2014

Dejando huella

Hoy, tras un tiempo con el blog inactivo a causa de problemas personales, empezamos un nuevo proyecto dentro de este blog donde iré poniendo algunas entradas con mis "pinitos" en el mundo de la escritura. Sí me gustaría deciros que las podéis comentar y además agradecería vuestros comentarios, creo que pueden ser fundamentales para mi. Espero que os guste 


Con cada paso que damos en esta vida, con cada acción e incluso cualquier momento, conseguimos formar un camino. Ese camino será el reflejo de lo que somos, un camino lleno de caídas, de logros y de momentos que siempre recordaremos. Esos caminos estarán repletos de personas que dejarán su huella y que impregnarán toda su esencia en nosotros. Hay que tener en cuenta que por mucho que desaparezcan esas personas, su huella quedará en nuestro corazón, pues el corazón es el camino del alma, ese camino que hemos llevado durante la vida y que ha recorrido tanto lugares como personas y momentos.

Nos tenemos que acostumbrar a dejar que las personas que están a nuestro alrededor dejen su huella en nuestros corazones al igual que debemos intentar dejar nuestra huella en el de ellos. Cuando dejamos huella en otras personas es porque hemos marcado un antes y un después, hemos conseguido formar parte de esa persona y en su efecto, de su corazón.

Sinceramente, creo que es mucho más importante formar parte de una persona que conseguir todo el dinero del mundo. Nos encontramos en una sociedad donde los excesos y la ignorancia nos llevan arrojando desde hace tiempo a la plena soledad.

Dediquémonos a dejar huellas en las personas, no hay coste, no hay impuestos ni hipotecas que pagar. formar parte de una persona es un acto gratuito y gratificante a su vez.


José Ángel Moya 

1 comentario:

  1. pero a veces esas huellas se quedan demasiado dentro y duelen y no te dejan seguir adelante, claro que hay que dejar huella en los demás y que los demás la dejen en ti pero cuando esas personas desaparecen hace mucho daño y a veces los recuerdos son torturas. Aunque como dices eso enriquece mucho más la vida que todo el dinero que pueda haber.
    besitos ;)

    ResponderEliminar