viernes, 12 de febrero de 2016

La belleza de sentir - Eva Bach



Autora: Eva Bach 
Encuadernación: Rústica con solapas 
Páginas: 203
Precio: 17 euros
Eva Bach Cobacho (Manresa, 1963) es licenciada en Ciencias de la Educación por la Universidad de Barcelona. Maestra, formadora de formadores y escritora, es especialista en desarrollo personal, inteligencia emocional, comunicación y relaciones interpersonales. Es diplomada en Pedagogía Sistémica por el Institut Gestalt de Barcelona y el CUDEC (México). 
Pertenece al equipo del programa “Emociones y Desarrollo Personal del Profesorado” del Departamento de Educación de la Generalitat de Catalunya, así como al grupo de trabajo en Pedagogía Sistémica del ICE de la Universidad Autónoma de Barcelona. 
Actualmente se dedica a la formación permanente de profesorado, padres y adultos en general e imparte también algunos cursos para empresas. Es profesora en varios postgrados universitarios y asesora pedagógica en diversas instituciones y organismos públicos y privados. 
Autora de numerosos artículos y de diversos libros: Sedúcete para seducir (Paidós y Edicions 62), Des-edúcate (Paidós y Edicions 62). Lo más cerca posible (Wolters Kluwer España), e-mociones, comunicar y educar a través de la red (Ediciones Ceac) y El divorcio que nos une (Ediciones Ceac). 
Es madre de dos hijos de 18 y 14 años respectivamente. 

Hablamos mucho de emociones, pero aún no las comprendemos. Como seres humanos, debemos conocerlas mejor y aprender a transformarlas en sensibilidad. Porque, como señala la autora, la transformación que le hace falta al mundo no será fruto únicamente de mentes brillantes. Necesitamos, también, corazones abiertos y miradas libres de miopías emocionales. En el futuro, las mejores decisiones serán obra de personas con sensibilidad exquisita.

Con un texto que nos acaricia delicadamente por dentro y nos va calando como lluvia fina, la autora nos guía de las emociones a la sensibilidad. Porque experimentar emociones es humano —nos dice—, pero no siempre es sinónimo de sensibilidad o humanidad. Y saber mucho nos servirá poco si vivimos desconectados del propio corazón.

Dividido en dos partes, la primera se dirige a los adultos en general. Con ejemplos muy ilustrativos, nos propone 12 pasos para transformar las emociones naturales o primarias, propias de nuestra especie, en sentimientos sabios, lúcidos y sublimes, que nos revisten de sensibilidad, humanidad y belleza.

La segunda parte está dedicada a un gran tesoro de la humanidad: los niños y las niñas, y sus familias y educadores. Eva Bach nos ofrece una propuesta totalmente inédita. Cuando se acaban de conmemorar 25 años de la Convención de Ginebra sobre los Derechos de los Niños, nos propone 10 necesidades y derechos de los niños para un crecimiento emocional sano. Y es que, como ella misma concluye, un mundo más humano solo será posible si sabemos atender y entender el corazón de los niños desde el corazón propio.

Seguro que muchos de vosotros sabéis que el tema de las emociones es un tema que me entusiasma como educador y además es un tema que está revolucionando desde hace tiempo la educación. Cuando vi este libro en el catálogo de Plataforma Editorial no dudé en ningún momento que este libro tenía que ser mío y así fue.

Muchos de nosotros hablamos de las emociones sin saber realmente de qué estamos hablando y es Eva Bach, autora de este libro, la que nos lleva a guiarnos un poco más sobre qué son las emociones y lanzarnos una serie de directrices sobre cómo trabajar con ellas. 

Como muy bien se expone en la sinopsis del libro, el libro está dividido en 2 partes. La primera parte Eva ha querido dedicarla a hablar de las emociones dirigidas a un público más adulto y llevándonos a un terreno que deberíamos conocer. Las emociones están en cada uno de nosotros y cómo las experimentamos o analizamos son otra de las causas de este desconocimiento. Por ello la autora nos da 12 pasos para transformar esas emociones en sentimientos atendiendo a todos los factores que ello puede acarrear sin dejar de lado nada. Todo nos afecta y cómo nosotros nos dejemos afectar será lo que nos hará más sabios dentro de las emociones. Cómo escuchar las emociones, acogerlas, validarlas, identificarlas (algo muy importante) e incluso cómo regularlas porque lo que lo que realmente nos da sentido son las emociones. 

La segunda parte es una parte que me ha encantado muchísimo y es que va dirigida al público con el que trabajo y espero trabajar durante años, los niños. En esta parte se nos habla de los derechos de los niños a crecer emocionalmente sano. El cómo reaccionamos los adultos ante lo que pueden sentir los más pequeños intentando dejarlos de lado para que no les afecte. Es algo que me ha llamado muchísimo la atención de esta parte. La autora nos habla de no esconder nada a los niños, los niños y niñas son pequeños de altura pero grandes de corazón, y cuando les hablamos al corazón desde nuestro corazón nos entienden. Por ello habla de no esconderles nada. Si realmente queremos que los niños aprendan a vivir en la vida, no debemos esconderles esos sentimientos que les pueden herir o entristecer. Ellos necesitan vivir esas experiencias para que luego no les llegue de sopetón esa emoción y les llegue a afectar tanto, porque ya lo habrán experimentado antes. 

Hay algo que saco de este fantástico libro de Eva Bach, y es que una educación sin emociones no puede llegar a ser una educación en su totalidad. Es por ello que estoy muy a favor de que en las escuelas se implemente la Educación emocional como asignatura donde se aprenda a identificar las emociones, a trabajar sobre ellas, a que entre los alumnos aprendan a manejarse con ellas y a ayudarse entre ellos, porque ahí es donde les lanzamos ya a la vida en sociedad, ayudándose ya en ocasiones que son reales y que les ayudarán en un futuro. 

Sin duda, un libro que he disfrutado de cabo a rabo, que me ha llenado de ideas la cabeza para trabajar en mi futura aula, con muchos planes de desarrollo en ella y con muchísimas ganas de ver si con una educación emocional, el rendimiento de los alumnos cambia gradualmente. Porque conocerse es el primer paso dentro de la educación, porque sólo conociéndonos se puede aprender. 


Agradecer a la editorial por el ejemplar

6 comentarios:

  1. No es lo que suelo leer, pero creo que aprendería mucho con este libro.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  2. Por la sinopsis y el título no me llamaba nada. Pero al ver lo que explicas sobre la segunda parte me ha llamado mucho. Como madre y educadora, me llama saber sobre las emociones de los pequeños porque son un mundo desconocido para todos
    Mil besos^^

    ResponderEliminar
  3. Hola Jose, pues como maestra coincido en que a os niños no se les debe esconder nada, tanto lo bueno como la malo hay mil formas de decir las cosas para que ellos lo entiendan.
    No descarto leer este libro.
    Gracias por tu reseña.
    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Pues pinta muy bien, José Ángel. La verdad es que esta editorial tiene de todo. Me anoto este título, que me interesa.

    bsos!

    ResponderEliminar
  5. Me encanta el tema de las emociones y como tu creo que sería adecuado y findamental impartirlo en la escuela o por lo menos en el hogar.
    Un beso!

    ResponderEliminar