lunes, 9 de febrero de 2015

El otro lado - Lidia Ribera Muñoz

Hoy os traigo un libro que hace bastante tiempo me hablaron de él y, aunque no es el género literario que suele llamarme mucho, me llevó a pedirlo a la editorial. Agradecer a la editorial Mundo Palabras por el ejemplar y a la autora por la dedicatoria que pude encontrar en el interior del libro. 







Título: El otro lado 
Autor: Lidia Ribera Muñoz
Nº de páginas: 431 págs.
Encuadernación: Rústica 
Editorial: Mundo Palabras
Lengua: Español








Lidia Ribera
nació en Valencia hace 39 años. Es una mujer enormemente creativa, apasionada de la música, el teatro, el dibujo, la lectura… Posee una formación multidisciplinar, así como una dilatada experiencia profesional en diversos sectores, aunque desde el 2004 trabaja como dependienta en El Corte Inglés. Escribe desde que nació su hijo, en el 2008, tras formarse con un curso de escritura. El otro lado es su primera novela y en ella tiene muchas esperanzas puestas; por supuesto, piensa seguir escribiendo y ejercitando su creatividad.





Jake, un joven apasionado por las motos, sufre un accidente grave. Mientras está en coma, en una cama del hospital, recibe una visita nada casual que le ayudará a salir de su improvisada cárcel, su propio cuerpo. Pero… ¿qué pasa cuando uno tiene ese poder? ¿Podemos cambiar nuestra vida y la de los que se cruzan en ella? ¿Cuáles puede ser las consecuencias para uno mismo y los demás?



Jake ha sufrido un accidente de moto y es ingresado en el Prominence Hospital en un grave estado de coma. Alissa es la enfermera que se encargará de velar por sus pacientes y Jake pasará a ser uno de los más importantes para ella al saber que no hay nadie que reclama por su cuerpo. Ella cree que durante el estado de coma, los pacientes siguen sintiendo, les siguen escuchando y es por ello que ella se encargará de hablar con él, traerle nuevas flores cada día, contarle cuentos, etc.

Mientras Jake sigue en estado de coma, se dará cuenta de que Alissa va a visitarlo cada día pero hay alguien más que le está visitando, una persona que le invitará a salir de su cuerpo. Justo en ese momento, empieza la gran trama de esta historia. Saber que puedes salir de tu cuerpo sin que nadie te vea y que además puedes llegar a controlar al resto de personas será la perdición de Jake. 

Cuando Jake despierta del coma, no recordará absolutamente nada de su vida. Conoceremos a la que era su novia y el trago amargo por el que tendrá que pasar ella para saber que su vida se ha ido en un plomazo. 

Los asesinatos que empezarán a ocurrir en el hospital dejan a la policía y detectives sin respuestas concretas pero, ¿quién es el autor de todas esas muertes? Existe una gran batalla entre dos mundos, el terrenal y el mundo de las almas que sigue vagando porque no había llegado su momento o porque realmente tiene algo por lo que vengarse. Las teorías que empieza a plantear Alissa se verán más que corroboradas al final de esta historia.

Es una historia bastante atractiva que, pese a no haber leído nunca este género, me ha gustado bastante. No esperaba que la historia me fuese a poner la piel de gallina bastantes veces y si aún podía ser mejor, no esperaba acabarlo en una casa haciendo babysitting en la que se escuchaba el crujir de la madera, fue genial y alarmante a la vez. 

Algo que me ha gustado muchísimo es la parte final del libro cuando Jake es trasladado a otro lugar que aunque es bastante macabro, me ha dejado absolutamente sin palabras. Descubriremos qué tipo de experimentos se están realizando allí y ya os digo, os dejará la boca abierta y la piel de gallina. 

Los personajes me han gustado mucho porque están muy bien definidos, es decir, cuando sabemos que alguien es malo, está más que claro. Veremos su maldad reflejada en las líneas que Lidia Ribera ha creado aunque, siempre nos podemos llevar alguna sorpresa con algún personaje. 

En conclusión, una trama increíble que os puede atrapar y dejaros justo en mitad de los dos mundos. Si tengo que ponerle alguna pega al libro, y aunque pase a ser ya el pesado y estricto de las faltas de ortografía, sí, hay bastantes faltas de ortografía pasando por el mal uso de los signos de puntuación. Es más, según algunos compañeros del grupo de whatsapp que han leído y entrevistado a la autora, me comentaron que el libro estaba revisado y algo de lo que pude sacar conclusión es de que el libro está revisado al principio y al final.  Es justo en la mitad del libro donde podremos encontrar estos fallos. 

Pese a eso, os recomiendo este libro a todos aquellos que os guste este tipo de género o que queráis descubrirlo y que se os ponga el vello de punta. 

8 comentarios:

  1. La verdad que merece la pena leerlo porque es diferente a lo que se suele leer,en algunos puntos se me hizo algo monótono pero esta muy bien en general
    Ay tu y las faltas....jajajaja
    Besos❤

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por los comentarios. Ojalá la editorial trabajara como es debido y corrigieran los escritos como se deben. Para eso se les paga. Y no lo hacen. Al final, poca ropa paga el pato. Pedirles disculpas a los lectores por los errores que pueda tener el libro.

      Eliminar
  2. Me apunto el libro porque tiene muy buena pinta. Gracias por la reseña! :)

    ResponderEliminar
  3. No creo que lo lea... No es para mí... Gracias!

    ResponderEliminar
  4. Espero que me toque en el blog de Cris, ya le tengo ganas de leerlo!
    Besos

    ResponderEliminar
  5. No termina de llamarme esta vez así que lo dejo pasar.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  6. A mi tampoco me convence del todo, un beso

    ResponderEliminar
  7. Muchísimas gracias por la reseña. En cuanto al comentario de Lidia, hemos de decir que en mundopalabras.es tenemos un gran valor que nos enorgullece y es el respeto y el reconocimiento que sentimos por el equipo humano con el que trabajamos, así como por nuestros autores; no solo trabajamos para ellos, sino que también les asesoramos en todo y nunca se sienten abandonados. Precisamente porque somos humanos a veces fallamos, es verdad, y en el libro de Lidia reconocimos que la corrección no estuvo demasiado fina y había errores. Sin embargo, creemos que otro valor esencial que nos define es cómo se reacciona ante esos fallos que ninguno estamos libres de cometer. Nunca hemos mirado para otro lado, sino que desde el principio hemos buscado soluciones y las hemos aportado. Como es justo que se sepa todo, debería constar también que hemos enviado a Lidia nuevos ejemplares con un coste muy bajo y que también corregimos de manera gratuita nuevas cosas que no eran errores. En definitiva, no solo sentimos lo ocurrido, sino que lejos de limitarnos a pedir disculpas hemos dado un paso al frente y hemos actuado. Saludos y de nuevo ¡gracias!

    ResponderEliminar