viernes, 16 de septiembre de 2016

Prométeme que serás delfín - Amelia Noguera



Título: Prométeme que serás delfín
Autora: Amelia Noguera
Editorial: Suma
Encuadernación: Rústica con solapas
Páginas: 304
Precio: 16,90 euros
Amelia Noguera es una escritora madrileña que, tras autoeditar cuatro novelas en Amazon y ocupar los primeros puestos de descargas, se ha convertido en un fenómeno editorial. Graduada en Humanidades, ingeniera informática y traductora, y con referencias literarias tan dispares como Ana M. Matute, Almudena Grandes, Margaret Mazzantini o Joyce C. Oates, sus obras reflejan siempre una gran sensibilidad.

Dio el salto al papel con La marca de la luna (2014), La pintora de estrellas (Suma 2015), que traducirá al polaco la prestigiosa editorial Rebis, y ahora vuelve con Prométeme que serás delfín.



Una profesora de Primaria aparece asesinada en su aula, dentro de un armario y con la boca y las muñecas enrolladas en papel celo, igual que ella castigó a Sofía, una de sus alumnas. Algunas de sus amigas intentan evitar la CATÁSTROFE y deciden investigar para encontrar al culpable. ¿Quién querría ver muerta a Adela? La lista es muy larga pero muy pronto otro hecho terrible la reduce drásticamente.

A través de sus miradas inocentes pero con la aguda intuición infantil, el lector se adentrará en el mundo de Sofía, la niña hiperactiva que más odiaba a la profesora. También conocerá a su madre, una doctora desesperada que vive solo para su hija. Sin embargo, lo que descubrirá en este camino quizás habría preferido no haberlo sabido nunca.

Es esta una novela que se acerca al género negro por su tinte crítico y de realismo social, pero también es una novela emotiva y una novela psicológica. Aunque, ante todo, Prométeme que serás delfín es una novela que te perturbará.
Prométeme que serás delfín cuenta la historia a dos voces, una narrada por una niña y otra narrada por la madre de Sofia, una niña que tiene TDHA (Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad) con las que iremos descubriendo la realidad de un colegio donde Adela, la tutora, ha aparecido muerta. ¿Descubriremos quién ha sido el asesino? 

Por una parte, la niña que nos narra la historia y que a su vez es amiga de Sofía, nos irá desvelando cómo se pone su grupo de amigas a investigar quién ha sido el asesino llenando las páginas de esta historia de intriga por ver esos avances, por ver cómo unas niñas le dan vueltas a un tema y cómo empiezan a descartar personajes de esta historia. Por otra parte, y como ya he dicho anteriormente, hablará la madre de Sofía, la que nos irá dejando mensajes sobre la dureza de educar a una niña con TDHA y que además ha sido abandonada por su marido y sobre todo de cómo falla el sistema educativo con este tipo de alumnos.

La historia está bien construida y llena de simbolismos y de mensajes dirigidos al lector y a la sociedad en su consecuencia. Amelia deja en estas páginas una crítica directa al sistema educativo y sobre todo al maestro, a ese que no hace caso de este tipo de niños, a ese que no llega a buscar una solución. Yo, como docente, he llegado a odiar con todas mis fuerzas a la tutora de Sofía, me han dado ganas de coger al personaje y estrujarlo con mis propias manos (sé que puede ser demasiado duro, pero como docente no comparto para nada su forma de ser y menos de educar). ¿Qué es lo malo de esto? Quizá no sea la intención de la autora, pero he llegado a generalizar sobre este tema pensando que la autora piensa que la mayoría de los maestros actúan como Adela y eso no me ha gustado nada. Seguramente habrán unos cuantos que actúen y trabajen como la estúpida tutora de Sofía, pero miremos hacia la realidad con César Bona por ejemplo, deja este tipo de docencia a por los suelos. 

Algo que sí me ha encantado es la relación que tiene el grupo de amigas aunque pondré una pega. Todas ellas comprenden cómo actúa Sofía, la comprenden, se ha creado un vínculo de amistad increíble pero me ha fallado algo como ya he dicho. Sí, perfectamente se puede crear este tipo de vínculos pero teniendo a esta tutora, me parece algo difícil que sepan cómo actúa Sofía y me explico. Si la tutora es una persona que comprende a un alumno con TDHA, que hace por integrarla en el grupo, que realiza actividades para crear vínculos de amistad, que habla de lo que le pasa a este alumno y de cómo hay que comprenderlo, entonces sí se da claramente este tipo de vínculos, por ello me ha parecido irreal. Igual luego me equivoco y en un futuro vea este tipo de vínculos sin que haya tenido que existir esa gran aportación por el maestro y entonces me daré cuenta de que también es posible. 

La autora, como ya he dicho antes, hace una crítica al sistema educativo, a los recortes sanitarios y también alza la voz para hablarnos del acoso escolar. Y aquí estoy totalmente de acuerdo con ella porque ya no hay sólo acoso escolar entre los alumnos, es que es la propia docente la que lo ejerce. El acoso escolar es un problema que desgraciadamente se da cada día más en los centros escolares y eso nos hace plantearnos, por lo menos a los docentes y no a los fantásticos que realizan las leyes educativas, de la necesidad de una educación emocional. 

La historia en sí me ha gustado y por eso le he dado 3 estrellas. Sí, parece que me he cebado a criticar la historia y le he dado palos a la autora pero no es realmente así. Como ya he dicho, me ha gustado pero claro, al ser docente lo he mirado todo con lupa y hay cosas que me han hecho saltar. Para acabar, os lanzo las siguientes preguntas: 

¿Qué creéis que falla en el sistema educativo?
 Si habéis leído la historia, ¿estáis de acuerdo con todo lo que quiere reflejar la autora? 



Agradecer a la editorial por el ejemplar


15 comentarios:

  1. ¡Hola! No conocía este libro y lo cierto es que no me acaba de llamar la atención, así que lo dejo pasar pero muchas gracias por la reseña. Te espero en mi blog, ¡un abrazo!

    ResponderEliminar
  2. Hola!
    A mí no me disgustó pero tampoco me acabó de gustar, me dejó una sensación agriculce.

    Un beso!

    ResponderEliminar
  3. Bueno, a mi me pareció una novela entretenida con una trama que me enganchó más que otra. Estoy contigo en que no se puede generalizar y hay buenos profesionales aunque tampoco creo que fuese la intención de la autora.
    Besos

    ResponderEliminar
  4. No parece que esté mal pero con la de libros que quiero leer este no creo que entre en mis pendientes.
    Un beso

    ResponderEliminar
  5. Muchas cosas fallan, yo al no ser profe, no vi fallos, a mi me gustó mucho... como refleja la enfermedad, y también como refleja la realidad del sistema educativo tan horroroso que tenemos...
    Besos

    ResponderEliminar
  6. ¡Hola!

    Me alegra que, en general, te haya gustado :) Yo leí esta novela hace unos meses ya y recuerdo que me gustó muchísimo, aunque ahora que lo miro, coincido contigo en algunas cosas que comentas. Antes que nada me gustaría decir que el principal problema del sistema educativo que yo veo (desde la ignorancia) es la falta de ganas e implicación por parte del profesorado. Obviamente no me gusta generalizar, pero sí que me he topado con muchos profesores que dan clase porque es "su obligación", no porque les guste el trabajo y, por ende, ni se molestan en ayudar al más débil o al que más trabajo le cuesta avanzar. Es un trabajo, tiene un horario, lo cumple y se va. Fin.

    Y bueno... con respecto al tema del TDAH debo decir que me gustó bastante conocer sobre este tema y que a mí sí me convenció cómo lo trató la autora :) Creo que fue bastante realista y me gustó ^^

    ¡Besos!

    ResponderEliminar
  7. Me gustó este libro, por toda la crítica que hay en él, no sólo del sistema educativo. Sobre todo por esa pérdida de valores que nuestra sociedad está padeciendo.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  8. Yo lo leí hace unos meses, cuando me lo envió la autora, y me gustó mucho este tono crítico de la novela. Sí que es verdad que es un riesgo, porque la autora puede cometer el error de convertir a la novela en un panfleto, pero creo que los autores deben estar ahí para críticar también. No estoy de acuerdo contigo en eso de que se pueden crear ciertos prejuicios contra los profesores, porque en la novela también se dan ejemplos de buenos profesores y de dice que cuando un buen profesor hace por educar a los niños al final hay éxito. Lo que sí no me gustó es el intento de trama negra, porque la verdad que no tiene mucho sentido, o no queda todo lo redondo que debería quedar, ni que los niños tengan esa actitud tan "adulta". Por lo demás, muy buena novela.

    ResponderEliminar
  9. Hola! Lo cierto es que no me llama demasiado así que de momento lo dejaré pasar xD Gracias por la reseña
    Un beso :D

    ResponderEliminar
  10. No me llama la atencion, lo voy a dejar pasar.

    Saludos

    ResponderEliminar
  11. Creo que me pasa como a Lunilla, al no ser profe, lo leemos con otros ojos. Sin duda me parece interesante la novela y el tema del TDHA. Un abrazo

    ResponderEliminar
  12. La descarté en si momento porque no me acababa de convencer. Un beso ;)

    ResponderEliminar
  13. Estoy de acuerdo contigo, el libro en sí me gustó mucho pero creo que hay cosas que deben de ser analizadas desde los dos puntos de vista y en el libro solo se da un enfoque...

    ResponderEliminar
  14. Hola

    Uy, yo aquí no estoy de acuerdo con algunas críticas.

    Yo como maestra, AMO mi profesión y me dejo la piel en cada clase y eso que estoy 2 meses en un cole, 3 en otro y así paso el curso... Habrá de todo, pero como en todos los gremios...

    Yo no he leído el libro, pero con tu reseña me pica la curiosidad.

    Gracias por ella. Besos.

    ResponderEliminar
  15. Me sonaba el libro ppor las reseñas y la historia no la veo mal aunque claro a mi lo de los docentes lo vería quizás con más distancia.
    Un beso!

    ResponderEliminar