miércoles, 31 de agosto de 2016

Iqbal Masih. Lágrimas, sorpresas y coraje - Miguel Griot

Supongo que habréis visto que he estado algo ausente durante todo este tiempo y es que he tenido que dejar básicamente de leer y de pasarme por aquí porque he estado con las oposiciones y el verano me he dado un tiempo para disfrutarlo pero vuelvo a la carga con más lecturas (unas cuantas que tengo pendientes por las estanterías y esperan con ansia ser leídas) y con nuevas reseñas. 

Hoy os traigo la reseña de un libro que me envió el propio autor al que desde aquí agradezco el envío. Ya hacía tiempo que había descubierto el libro en diferentes blogs y me llamaba mucho la atención por la historia y por sus buenas valoraciones así es que allá vamos. 







Título: Iqbal Masih. Lágrimas, sorpresas y coraje
Autor: Miguel Griot
Editorial: Oxford. El árbol de la lectura
Encuadernación: Rústica con solapas
Páginas: 273
Precio: 8,55 euros

Miguel Ángel Alonso Serrano nació en Salamanca en 1976. Su intensa trayectoria vital nos muestra a un joven apasionado e interesado por todo lo que le rodea.

Estudió Derecho, Diseño y Desarrollo Multimedia, y formó parte del primer Máster en Periodismo del diario El Mundo. Terminados sus estudios, trabajó como maquetista en la web eresmas.com; fue consultor en nuevas tecnologías en la CECA (Confederación Española de Cajas de Ahorro) y redactor en elmundo.es. 

En un momento de su vida, decidió abandonarlo todo y dedicarse al breema (un tipo de masaje que conecta cuerpo y mente). También es voluntario de la Cruz Roja.

Su primer premio literario lo recibió en 2004, por el cuento El Rey de Abría no se llama Güelfi. Un año después, publicó Cuentos de Cura Sanita, lectura recomendada por la Asociación de Bibliotecas Públicas de Girona en 2006.
Iqbal Masih fue un niño que nació para ser esclavo y creció para desafiar su destino. El héroe que escapó de su trabajo forzado y se convirtió en el símbolo contra la explotación infantil. Acércate a él a través de lo que cuentan quienes lo conocieron.
Cada uno tiene una historia con lágrimas, sonrisas, alguna sorpresa y mucho coraje. Juntándolas todas llegarás a saber quién fue Iqbal
Como ya os he dicho anteriormente, es un libro al que le tenía muchísimas ganas por sus reseñas positivas y ahora es momento de corroborarlo todo. 

En este magnífico libro vamos a encontrar la vida de Iqbal Masih, un niño pakistaní que a sus 6 años se puso a trabajar con una especie de contrato llamado paishgee. Como bien sabemos, las familias pakistaníes pobres tenían que poner a sus hijos a trabajar desde muy bien pequeños entrando así en el mundo de la esclavitud infantil. ¿Cómo funciona el paishgee? El empresario es el encargado de prestar dinero a la familia con tal de que el niño trabaje para él y se lo vayan devolviendo poco a poco. ¿Las condiciones en las que se encuentran trabajando? Os podéis hacer una idea. 

A medida que vayamos avanzando con la historia, sin que el propio Iqbal se pronuncie, el autor del libro ha realizado una maravillosa narración en la que diferentes testimonios irán revelando cómo fue Iqbal y qué es lo que consiguió. Pero como toda historia, tiene sus idas y venidas. Y con esto me refiero a que no todos los testimonios de esta historia rebelarán una historia verídica, cada uno de ellos nos contarán parte de su historia pero a su manera. Ahí está nuestra labor como lectores el saber si es cierto o no. 

La figura de Iqbal, sin llegar a pronunciarse como ya he dicho anteriormente, tiene una fuerza abrumadora. En él se puede ver reflejado una figura de valentía, de superación y de lucha por lo que quiere conseguir. Estaremos ante un niño que actúa como un adulto, que nos demuestra que hay que escuchar a los más pequeños porque muchas veces dicen cosas incluso más coherentes que los adultos. 

Iqbal hizo algo que nadie se atrevía a hacer. Dejó la fábrica en la que estaba trabajando y encontró a una asociación en contra de la esclavitud infantil que le ayudó a seguir adelante. Pero esto no fue todo. Iqbal empezó a hablar y a hacerse escuchar a través de esta asociación que tanto le ayudó. 

¿El final? Es un final que os dejo a todos los curiosos, porque sí hay un final aunque llegué a pensar que se quedaría en el aire. No, no es así. 

Desgraciadamente, esta historia que vamos a encontrar es casi casi verídica. Me he estado informando y la mayoría de acontecimientos que ocurren en la historia, y vuelvo a decir desgraciadamente, ocurrieron en la realidad. 

Es un libro muy ágil, con una narración de capítulos cortos que nos darán pinceladas sobre nuestro protagonista, sobre nuestro héroe. Me ha encantado que de una narración tan simple, el autor haya conseguido recrear una historia y encogerme el corazón en un puño. Me gusta este tipo de historias aunque no me gustaría para nada que fuesen reales. 

Desde aquí, agradecer al autor del libro tanto por el envío del libro como por esta historia. 

6 comentarios:

  1. ¡Hola!

    Guau, me ha llamado muchísimo la atención. Es un tema sobre el que no he leído nunca y que creo que es necesario conocer bastante mejor.

    Gracias por compartirlo. Acabo de descubrir tu blog y me quedo por aquí.
    ¡besos!

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola!

    Me alegra que te haya gustado tanto ^^ Uf, yo no tenía pensado darle una oportunidad a esta novela porque no había leído ninguna opinión y lo cierto es que ni me acordaba de la sinopsis, pero ahora que sé qué te ha parecido, sin duda alguna se viene a mis lecturas pendientes porque me encantan las novelas con su parte de verdad y creo que esta me va a hacer reflexionar mucho, así que me la apunto :')

    Gracias por la reseña. ¡Besos!

    ResponderEliminar
  3. Lo tengo pendiente esperando. A ver si me gusta tanto como a ti. Un beso ;)

    ResponderEliminar
  4. Me gustó mucho. Es una historia tremenda

    ResponderEliminar
  5. Tengo que leerlo!! que tuve la suerte de que me tocara en un sorteo así que lo tengo esperando desde principios de verano en la estantería.

    ResponderEliminar
  6. Hola José Ángel!!
    Parece ser que es uno de esos libros que te dan una bofetada en la cara cuando los lees, verdad?
    Hay dos cosas que me han gustado de lo que nos explicas:
    Primero, la forma en que está escrito... es decir... vamos a ir conociendo al pequeño a través de las opiniones, recuerdos y ojos de otros hasta componer un perfil.
    Y tu reflexión "cada uno de ellos nos contarán parte de su historia pero a su manera", es muy buena, ya que a veces, lo que percibimos y creemos no se corresponde con la realidad... las emociones intermedian, y basta que alguien no deseara lo mejor para el protagonista como para que el relato que nos cuente esté "condicionado" por dichos sentimientos!
    Un saludo!! ;)

    ResponderEliminar